El lío de hacer shampoo natural

Shampoo con tensioactivos
Shampoo sin lauril

No recuerdo extactamente cuándo mi madre me dejó sola en la ducha y me explicó que de ahí en adelante tenía que bañarme sola y lavarme el pelo. Recuerdo algo más de la época en que llegas a la adolescencia y por alguna extraña y hormonal razón tu piel y tu cabello se vuelven grasos y complicados, recuerdo también que en aquel entonces mi estrategia para evitar la caspa era lavarme con un shampoo distinto cada vez, por lo que siempre tenía un par o 3 a mano. No usaba acondicionador, y eso que lo tenía hasta la cintura... pero algo empezó a pasar... nunca supe si fue a mi pelo o a los shampoos, de un día para otro empecé a necesitar el acondicionador y a veces ni con la alternancia de los productos me salvaba de la caspa y los picores que de pronto se instalaron en mi cuero cabelludo, me lavaba el cabello dos veces por semana y tuve que aumentar a día por medio. Las cosas siguieron evolucionando para mal y llegué a lavarme el pelo todos los días, el cuero cabelludo estaba limpio y fresco, sin caspa aunque se mantenían los picores a veces más, a veces menos, pero mis puntas empezaron a secarse y a ponerse muy oxidadas, considerando que mi cabello es castaño oscuro, las puntas bien pasaban por las de colorina. Los embarazos y el paso de los años sumaron un nuevo problemita: la caida del cabello que según el momento era realmente impactante. Hasta que llegué a mi mundo de jabón! Mis primeros intentos fueron con el jabón en pan con sobrengrasado 0% más el enjuague de vinagre al 10% y adición a este de aceites esenciales ad-hoc. Rápidamente me pasé al jabón de potasa 0% sobrengrasado al que podía agregar más extractos y activos y era más fácil de manipular por su consistencia líquida, esto, más el famoso enjuague de vinagre acidificante de la fibra capilar. 

Todo lo que leía me dejaba dudosa de seguir con ese shampoo, y aunque la caida había disminuido, la caspa no existía y los picores casi habían desaparecido, las puntas seguían secas y oxidadas. También debo reconocer que mi cuero cabelludo se ha equilibrado y he vuelto a lavarme dia por medio. Sin embargo esa sensación de que "me falta algo" sumado a las maravillas que he leído en la gente que usa los shampoos de tensioactivos me hizo caer en la tentación...

Los tensiactivos son sustancias detergentes muchas veces de origen natural que producen espuma y limpian el cabello y la piel. El más conocido de uso en el mundo mundial en jabones, shampoos, geles de limpieza, colutorios y hasta pasta de dientes es el sodium lauryl sulfato. Lamentablemente es un agente bastante irritante y existen personas a las que derechamente les produce alergia y no lo pueden usar (yo debo ser una de ellas), también existen evidencias de que la sustancia se mimetiza con los estrógenos siendo perjudicial por ejemplo en mujeres que han sufrido cáncer de mamas. Produce caída del cabello. Está descrito como un potencial carcinógeno, se almacena en riñon, higado, corazón y cerebro.

Durante muchos meses he estado investigando el origen de los tensios y su acción, así que finalmente me he quedao con los dos únicos más inocuos y que tengo a la mano en chilito, la cocoamidopropil betaina y la decilglucosa.

Como la cosa no es simplemente mezclar tensioactivos, el resultado de la foto es una fórmula más o menos equilibrada de los dos tensios completando un 20% del total (la próxima vez yo pondría más decilglucosa por ej.), también lleva una decocción de romero, ortiga, cola de caballo y polvo de shikakai, hidrolato de romero, goma xantana como espesante, activo capilar keratrix y aceite esencial en este caso de geranio de egipto. El resultado a sido bastante bueno aunque no hace mucha espuma y se necesita bastante cantidad por lavado. Voy a seguir investigando y mi anhelo es conseguir otros tensios para complementar y evitar el uso del lauryl. Aquí les dejo algunas referencias respecto a la sustancia en cuestión. Sin ánimo de desprestigiar a nadie, es importante para quien lea esto y este preocupad@ de usar productos naturales que sepan que los shampoos o bases neutras que se venden como y para confeccionar shampoo natural, contienen en su mayoría más o menos lauryl sulfato de sodio. Esto es muy importante.

 

http://davidsuzuki.org/issues/health/science/toxics/chemicals-in-your-cosmetics---sodium-laureth-sulfate/

 

http://www.ewg.org/skindeep/ingredient/706089/SODIUM_LAURETH_SULFATE/

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Fernanda (martes, 13 enero 2015 07:17)

    Hola! he encontrado tu página buscando sobre hacer shampoo casero, tengo el mismo problema: puntas resecas, se me cae el pelo y es cada vez peor los picores en la cabeza. estoy usando una arcilla marroquí, el rhassoul que me va muy bien pero me gustaría hacer algo para que toda la familia lo pudiera usar con comodidad, he encargado amla, shikakai y tengo nueces de lavado (reetha) así que creo que con eso puedo hacer un buen shampoo, la cosa es que necesito un conservante para poder hacerlo como un champú mas tradicional y tenerlo en la ducha y no en el frigo pero no tengo ni idea...:S
    un saludo!!!

  • #2

    Marcela (viernes, 16 enero 2015 06:31)

    Hola Fernanda:
    En mi país la dupla de conservantes más fácil de usar es el benzoato de sodio y el sorbato de potasio. debes aprender a formular tu shampoo en porcentajes. De benzoato pones 0,4% del total de la preparación y de sorbato 0,6%. Con eso puedes dejar el shampoo fuera del refrigerador unos 3 meses. Saludos desde Chile!