Crema terapéutica de neem

Crema de Neem
Crema de Neem

Cuando pasé por la adolescencia nunca tuve acné, me sentía tan bien! todas mis amigas complicadas cuando había una fiesta para tapar los horrores que brotaban de sus caras y yo? feliz sin complicaciones. Pero llegó el día... en que estas cosas espantosas empezaron a brotar en mi cara, en mi espalda y hasta en mi pecho! Horror! En ese momento consulté con un reconocido dermatólogo en mi país y amigo de la familia quien observó y me comentó que este "acné" que yo tenía no era por la adolescencia. ¡Cómo? Resulta que era un acné producido por estrés, plop! Simple sentenció él, "relájate chiquilla" me dijo, cómo si fuera tan fácil... Mejor ni les cuento lo que vino después, todo un calvario y gastos por varios millones de pesos para deshacerme de esas horribles espinillas y hasta verdaderos quistes que no dejaban de salirme. Fueron casi 10 años! hasta que la terapia floral y la aromaterapia me rescataron, más tardíamente lo hizo la cosmética natural. Yo creí que estaba salva de este suplicio hasta el año pasado cuando producto de la exigencia del magister y el resto de mis actividades estas cosas indeseables empezaron a brotar sin control en mi pecho. Había tenido tan poco tiempo que no había podido hacer nada hasta ayer, en que por fin me hice esta cremita de neem y con la idea de ponerla a disposición de mis clientes para acné, psocriasis, excemas y cuanta cosa que trata de tan buena forma esté magnífico aceite. El resultado me gustó mucho y aproveché también de probar la famosa combinación que da vida al famoso "Cosgard" de Aroma Zone como conservante. Observaré que pasa con los días y las semanas... estaba preocupada por darle bien en el punto a esta crema pues el aceite de neem que he logrado conseguir viene pre-mezclado con agentes emulsionantes de fábrica, pero gracias a Dios todo a sido perfecto y ya con un par de aplicaciones me ha calmado el dolor y la inflamación de las erupciones, algunas incluso han empezado a secarse, es milagroso! De todas formas y con la idea de disfrazar aunque sea un poco el desagradable olor de este aceite he puesto un porcentaje alto de aceites esenciales, sin éxito con el olor por supuesto, pero en fin... Para ser bella hay que ver estrellas, o mejor dicho hay que oler a rayos.

La fórmula muy, muy simple bajos los lineamientos de la Slow Cosmetique totalmente:

A)

Olivem 1000 7%

Aceite de neem (and) span80 (and) tween80 18% (emulsionantes al 10%)

B)

Agua purificada 72%

Ácido benzoico 0,4%

Alcohol bencílico 0,6%

C)

AAEEs 2% (Tea tree, lavanda spica, cedro, mejorana, palmarrosa, zanahoria)

Escribir comentario

Comentarios: 0